Loading...

lunes, 11 de marzo de 2013

UNA PROPUESTA INESPERADA


Lo que les cuento de una manera forzada, pero ganosa pasó ayer en un pueblo de la costa levantina. Habíamos terminado de cenar, nos apetecía a Rafa y a mí (Juan) ir a tomar unas copas, bailar y tratar de ligar. En la entrada del PUP, había unas mesas ocupadas con parejas y unos chicos solos hablando; pasamos más adelante y pedimos a la dueña en la barra dos copas, Mamen se llamaba por cierto. Iba con un vestido negro, corto y muy ajustado, con un escote que dejaba entrever sus medianas tetitas. La otra chica, camarera, muy jovencita iba con unos pantalones piratas azules, pero ceñidos. Con un top y un pañuelo semitransparente envolviendo el torso. Las gafas le daban un aire inocente y morboso a la vez. Cerca de nosotros estaban ellas, las tres, las responsables de la situación. Desi es alta, morena con melenita, una cintura de avispa y unos labios que te recuerdan a una negrita africana ,llevaba un jersey-bata marrón, la amiga, rubia de bote , bajita, ya hacia un año que se había casado, pero estaba poco con su marido por motivos de trabajo. Llevaba una mini negra y botas de cuero del mismo color. Y la tercera amiga morena; Alba. De pelo rizado y mirada profunda, tenia un buen cuerpo, es posible que sus nalgas fuesen un poquito anchas pero está bien, bien, buena. Le dije a Rafa:- les gastamos una broma a las tres y el de rió. Ya que conoce mis gustos sexuales. Me acerco a la mesa y les dejo una tarjeta encima de la mesa , en la que ponía Un humilde esclavo sexual, estaría muy gustoso de servirla/s sin condiciones. Si acepta sonría/n. Y me marché otra vez a la barra. Desi la coge y se ríe, se la pasa a las otras amigas. La rubia nos mira y con las manos hace gestos, preguntando más o menos ¿1 ó 2? Yo le indico que dos haciendo la V con los dedos Estábamos bebiendo y se acerca Alba y me pone una bolsa blanca plegada en la mano que previamente había sacado del bolso y me dice al oído- Ves al servicio de los chicos y mete toda tu ropa dentro de esta bolsa menos los zapatos. Tu amigo irá a por ella dentro de 5 minutos. Obedece. Se lo digo a Rafa que se ríe y me pregunta.- ¿Va en serio? Y yo le respondo - Parece que sí. Vamos a jugar hombre. Yo entro en el baño de caballeros, bueno, está el lavabo con un urinario; al fondo hay una puertecita con un water dentro. Yo entré ahí , me quito toda la ropa y dejo la bolsa dentro del baño, al lado de la puertecita. Aun no habían pasado ni 5 minutos, cuando oigo golpes en la puerta. Era Cesar, un vecino, que deseaba entrar a hacer sus necesidades y yo le respondí.- Ocupado. Voy a tardar. Hizo aguas menores y salió. Al cabo de un ratito, oí que se abría la puerta del servicio. Supongo que seria Rafa que entraría a recoger la ropa. Allí estuve de las dos hasta las tres de la madrugada, y en más de 4 ocasiones tuve que decir lo de: - Ocupado. Voy a tardar. Ahí pase unos minutos u horas interminables. . De repente llamaron a la puerta con insistencia, era Mamen, la dueña.-Venga, sal que vamos a cerrar y tienes que limpiar. Yo no sabía que hacer, ni sabía quien quedaba en el Pub, ni si estaba despierto o soñando, si es que había alguien o no, Suponía que mi amigo no me habría hecho esa putada. Salí desnudo y rojo, de vergüenza. -Venga tienes que barrer y fregar todo el local. Venga, venga y me dio un bofetón. No me hizo ningún comentario de mi desnudez. La sorpresa fue que, parecía que no había pasado el tiempo. Habían cerrado el local y mi amigo llevaba puesta un collar , mejor dicho su correa de los pantalones hacia de collar de perro. Las tres amigas se veían empipadas, ebrias y mi amigo les servia chupitos. Desi le ordeno que se quitase toda la ropa, para no desentonar conmigo y al cortarse un poco, por no deshacerse de los calzoncillos, recibió un fuerte bofetón de la de los morritos. La cual le ordeno que le lamiese los pezones. Alba le quito lentamente los calzones que cubrían los grandes testículos y un pene semierecto. Yo iba barriendo el local cuando vi a mi amigo hacer el perrito, agachado. Las tres amigas permanecían sentadas alrededor de una mesa cuadrada, se habían arremangado el jersey- bata, y Alba, la morena rizada, se había despojado de cintura para arriba, dejando los pechos turgentes al aire. Tenía unos pezones oscuros con una aureola pequeña y el mugrón grande . La rubia que iba muy pasada de alcohol y otras cosas, se quedo con la mini muy subida para que Rafa le hiciese una lamida a su gusto.- No pares de darme placer carbón.-Ladra, le dijo la rubia mientras tiraba de la correa, para que le lamiese la vulva, se acerco a su entrepierna y probó sus jugos con delicadeza. El se lo estaba pasando en grande. La dueña del Pub, se acercó a mí y me quitó la escoba de la mano. -Sabes que eres nuestro esclavo, ellas tres te han cedido a nosotras dos; ahora vas a fregar todo el local y cuando termines saldrás desnudo, subirás en la parte trasera del coche. Entendido Yo respondí: -Sí, ama.-Como no te veo por la labor, ven acércate y ponte de rodillas, mira hacia arriba con la boca abierta. Me dijo la dueña La muy guarra me lanzo un escupitajo en la boca y me dio un par de ostias en la cara y tres palmadas en los genitales.-¿Cómo se dice? -Gracias ama. Le respondí yo Me parecía una guarrada pero, el juego iba subiendo de tono. Mientras que terminaba de fregar, los otros cuatro montaban su orgía, bueno de reojo lo vi. Ya que mi ama me dijo no los mirase. Entramos en el garaje de la casa de mi ama, allí la esperaba su amiga, la que servia en la barra. Ella le había pedido que también estuviese, puede que para excitase ella o porque no se fiaba de mí. Podía ser un sádico ..??? Entre las dos me echaron al suelo, se abalanzaron encima de mí. Me excitaron, insultaron pellizcaron, me dieron a conocer los sabores de sus coñitos. Solo pusieron una condición: -que si me corría terminaba el juego y no sin un merecido y severo castigo. . Ellas me obligaron a meter el pene por un agujero después de rasurarme el pubis. –Como la tienes pequeña mamón .Queremos que parezcas un bebé. Me dijeron Metí la polla por el orificio Y una de las dos, o las dos jugaron mucho conmigo. Me hizo cosquilla, lamieron mi órgano, estrujaron los testículos hasta que no pudo resistir más y estalló mi miembro, con un orgasmo lento y rítmico, ya que, traté de pararlo consiguiéndolo en 4 ocasiones. Aun así chorreaban gotas sin parar. Como castigo, me metieron la uña por la uretra, me pellizcaron el pene los testículos, los pezones, el ano… Me sodomizaron sin piedad, Para a continuación dejarme en el cepo genital. Para asegurarse que durante toda la noche, mientras que ellas dormirían plácidamente, yo estaría pensando en lo que había ocurrido y de cómo se lo contaría a ustedes. El relato en parte, es fruto de la imaginación y no pretende ser una obra literaria, pero si infundir el amor por los juegos y situaciones morbosas que todos deseamos de alguna manera. Y a veces conseguimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada